Trigo Pelao Almeriense


El Trigo “Pelao” Almeriense es un plato de larga elaboración que hay que empezar el día de antes, poniendo los garbanzos en remojo y ablentando el trigo; una vez limpio (unos 50 grs. por persona), se pone a hervir durante media hora, tras lo cual se aparta la olla del fuego, se tapa y se abriga para que el trigo siga hinchándose (se cubre la olla con una manta o en una espuerta con paja). Al día siguiente se pone una olla con agua a hervir y se blanquean en ella durante unos diez minutos: un trozo de espinazo, con el rabo del cerdo, otro hueso o una pata cerdo, un trozo de tocino y un buen puñado de hinojos. Se sacan todos estos ingredientes, se lavan con agua fría y se ponen al fuego en una olla grande con agua fresca; cuando llegue a ebullición, se añaden los garbanzos y se hacen enternecer a fuerza de hervir. Se añade entonces el trigo escurrido y se sigue cociendo; a los siete u ocho minutos, se añaden una o dos morcillas, se le da un hervor, se prueba de sal, se aparta y a comer, acompañado con un buen vaso de vino de Felix.

1 comentario:

Anónimo dijo...

se parece al caldo de trigo mote que hacemos en el Perú, debe ser por lo visto de origen español.