Pimientos y Tomates Secos

Pimientos secos

Antiguamente, cuando solo había pimientos y tomates en verano y no había congeladores para conservar los alimentos, la única manera de poder tener disponibles estos tomates y pimientos era secándolos y guardándolos para cocinar durante el invierno. Para secarlos los pimientos y tomates maduros se habrían por la mitad, se les ponía sal, se colocaban al sol por el día y se guardaban o tapaban por la noche para evitar que la humedad los estropearan. Después de varios días al sol, una vez que estaban bien secos se almacenaban en un lugar fresco de la casa y se iban usando según hiciesen falta. Los pimientos y tomates secos se usaban para realizar aliños de guisos y salsas, para la pipirrana, para ensaladas, para freírlos y comerlos con las migas y para otros platos de nuestra gastronomía tradicional.

Tomates secos


.

3 comentarios:

Melania dijo...

Nunca los sequé yo, pero tengo que hacerlo porque los utilizo mucho en mis recetas.

Mis detalles de boda dijo...

Me ha gustado mucho el blog para que todos conozcan las cosas ricas de Almería, los pimientos y tomates secos saben estupendamente, además que el sol que tenemos aqui!

Mis detalles de boda dijo...

Hay comidas muy ricas y sabrosas en Almería, los tomates secos son muy ricos, además con el sol que tenemos :)